Newsletter   Secure Checkout   Shopping Cart (0 Items)  
Search:    Welcome Guest! Save up to 30-40% on most items with our awesome everyday discounts!
Naufragios Y Comentarios/ Shipwrecks and Commentaries (Relecturas Viajes) [Paperback]

Naufragios Y Comentarios/ Shipwrecks and Commentaries (Relecturas Viajes) [Paperback]

Our Price $ 9.07  
Retail Value $ 12.95  
You Save $ 3.89  (30%)  
Item Number 207013  
Buy New $9.07
Quantity:
Out Of Stock!
Currently Out Of Stock
Currently unavailable...

Item description for Naufragios Y Comentarios/ Shipwrecks and Commentaries (Relecturas Viajes) by Alvar Nunez Cabeza De Vaca...

Naufragios Y Comentarios/ Shipwrecks and Commentaries (Relecturas Viajes) by Alvar Nunez Cabeza De Vaca

Promise Angels is dedicated to bringing you great books at great prices. Whether you read for entertainment, to learn, or for literacy - you will find what you want at promiseangels.com!

Item Specifications...


Pages   240
Est. Packaging Dimensions:   Length: 8.6" Width: 6" Height: 1.1"
Weight:   1 lbs.
Binding  Softcover
Release Date   Sep 30, 2008
Publisher   Espasa Calpe Mexicana, S.A.
ISBN  8467017473  
ISBN13  9788467017472  


Availability  0 units.


More About Alvar Nunez Cabeza De Vaca


Register your artisan biography and upload your photo! Enrique Pupo-Walker is Centennial Professor of Spanish and Portuguese at Vanderbilt University. His edition of "Naufragios" was published in Spain in 1992. Frances M. Lopez-Morillas is an award-winning translator living in Austin, Texas.

Are You The Artisan or Author behind this product?
Improve our customers experience by registering for an Artisan Biography Center Homepage.



Product Categories

1Books > Special Features > Spanish > Literatura y ficción
2Books > Subjects > Biographies & Memoirs > General
3Books > Subjects > History > Americas > Mexico
4Books > Subjects > History > Americas > United States > General
5Books > Subjects > History > Americas > United States > State & Local
6Books > Subjects > History > World > Expeditions & Discoveries



Reviews - What do customers think about Naufragios Y Comentarios/ Shipwrecks and Commentaries (Relecturas Viajes)?

Cabeza de Vaca: el guerrero y el manso.  Oct 30, 2006
Alvar Núñez Cabeza de Vaca nació en la ciudad de Jerez de la Frontera (Cádiz) en 1490. Bajo el mando del gobernador de la Florida Pánfilo de Narváez, fue miembro de una expedición compuesta por trescientos hombres que en 1527 tenían por objetivo encontrar oro, desembarcando por la bahía de la hoy ciudad de Tampa en abril de 1528. Cabeza de Vaca fué guerrero y también un ente manso con delicadeza y valentía, un hombre-producto de su época que supo alzarse con voz propia y humana.

Desembarcaron llenos de sueños de gloria, aventura y afán de riquezas, pero casi todos murieron y Cabeza de Vaca, con un pequeño grupo entre tribus indígenas, recorrió por varios años territorios en dirección al Sur hasta llegar a México. Durante esos años de peregrinaje en suelo norteamericano sufrió cautiverio, enfermedades y cuantos inesperados obstáculos aparecieron en tal empresa, muy desconocida para él.

En 1537 Cabeza de Vaca logra llegar al río Sinaloa y navegar hacia España nuevamente, donde fué nombrado por la corona como el Adelantado Gobernador del Virreinato del Río de la Plata. Entre 1541 y 1542 estuvo al frente de una expedición en lo que es hoy el Sur de Brasil. Luchó contra los indios bélicos a su vez oponiéndose contra los abusos y barbaries de los españoles contra los indígenas, siendo arrestado y devuelto a España, mas tarde desterrado a África. En 1556 Felipe II le otorga el perdón y regresa como presidente del tribunal supremo de Sevilla, aunque tomó los hábitos y se radicó en un monasterio de dicha ciudad; falleciendo allí en 1560.

No sabía Alvar Núñez que su vida cambiaría en un vuelco impredecible cuando decidió unirse al gobernador Pánfilo Narváez, como tesorero del Rey y alguacil mayor en su viaje hacia la conquista de la Florida por el año 1528; sin embargo todos imaginaban que les esperaba un mundo fantástico lleno de descubrimientos impresionantes que sin dudas decidiría la tranquilidad financiera de su porvenir. Lejos de la verdad estaban.

Del comandante Narváez por descripciones hechas en escritos de Bartolomé de las Casas, quien lo conoció personalmente, sabemos que lo describe como un personaje rubio, alto, riguroso, implacable con los indígenas, que inspiraba respeto entre esos indios y sus soldados. Igualmente Bernal Díaz del Castillo nos habla de el en términos parecidos añadiendo que era un hombre robusto con una voz fuerte y arrogante como si recién saliera de una cueva listo para la pelea, quién siempre gozó del favor Real; enemigo acérrimo de Hernán Cortés, quién finalmente lo venció, le hizo prisionero y sus hombres hasta le sacaron un ojo (Goodwyn, 1949). Estos son los hombres con los cuales Cabeza de Vaca se embarcó al Nuevo Mundo y con quienes tuvo, no importa cuál nuevo nombre llevaran, que sortear su futuro en lo adelante.

¿Por qué traemos a colación la personalidad de Pánfilo Narváez cuando nuestro trabajo se dirige a la de Alvar Núñez Cabeza de Vaca? Es la testaruda, terca y cínica personalidad del comandante la que cambió la historia del tesorero. Cabeza de Vaca había aconsejado a su jefe no dejar las naves sin anclaje, en una bahía insegura en las costas Floridanas, y al estos emprender más adelante el paso por el Golfo de México en precarias embarcaciones, fue la arrogancia y el orgullo de Narváez quien no asistió a la embarcación de Alvar Núñez en medio de la necesidad, obligándolos a desembarcar forzosamente en las costas de Texas, en la isla de Mal Hado (aparentemente hoy Galveston Island o sus islas adyacentes), y así convertirse Cabeza de Vaca en el primer hombre de la raza blanca en pisar ese territorio y dar orígen a la historia que contamos.

Alvar Núñez Cabeza de Vaca no era un ser inventado. Su apellido tenia proveniencia ilustre a través de su abuelo, quien peleó en el siglo XIII en la famosa batalla de las Navas de Tolosa (1212) en la que un frente organizado por el entonces Rey Alfonso VIII, Rodrigo Ximénez de Rada y el Papa Inocencio III se afrentaron a los almohades que dominaban Al-Andaluz. Esta victoria permitió extender el Reino de Castilla hacia el sur, que hasta entonces estaba dominado por los musulmanes. ¿Quién le diría a su abuelo que un nieto suyo, llevaría ese ganado apellido hacia el Nuevo Mundo desconocido, creyendo que descubrían, cuando en realidad encontraban, tierras ya pobladas por otras culturas? Su padre fue un hombre de naturaleza pacífica, y su madre, la hidalga que heredó el apellido de Cabeza de Vaca, fue quien al parecer le llenó su espíritu desde la niñéz con las hazañas de su abuelo, tanto que los Monarcas católicos le concedieron la oportunidad de estrenarse en la conquista de la Gran Canaria, donde Alvar se destacó mostrando su valentía con la espada, y valedor de ser considerado como futuro conquistador.

La historia le jugó una pasada distinta a la que imaginó ya que hoy nos es conocido, y no por su maestría de la espada sino por su incansable pie, como estuvo recorriendo el vasto continente Americano de norte a sur. Fue, desde el mismo comienzo de la llegada a Santo Domingo, antes de partir en Camino a Cuba y después a la Florida, que Alvar, junto al Fray Juárez, escuchó (y nos narra en sus aventuras) de boca de Doña Ana, esposa de uno de los oficiales a bordo, las primeras maldiciones, por decirlo de alguna manera, de lo que pensaban otros sería un paseo de gloria:

- "Buena navegación, mi señora Doña Ana--dice, galante, Don Alvar Núñez Cabeza de Vaca, mirando la azulenca agua que rompe en la proa de la nave.
- Mala la presiente mi corazón; porque tengo por cierto que esta expedición no traerá más que desgracias.
- ¿Cómo decís?--preguntó inquieto, Fray Juárez.
- Una mora de Hornachos, muy sabedora de las cosas del destino, me lo predijo al partir.
- ¿Y vos, fiel cristiana, creéis en esas brujerías, que la madre Iglesia rechaza y el Santo oficio condena?
Don Alvar Núñez cabeza de Vaca aserió su rostro. Buen soldado, no ignoraba que tales rumores, difundidos entre una hueste aún no despegada de los miedos de la Edad Media, achicarían su ánimo de combate.
- Mi señora Doña Ana: prohíbo que confiéis a nuestros compañeros esas absurdas ideas, indignas de una dama valiente y de una verdadera cristiana.
...Volvieron el fraile y el tesorero a su plática aleccionadora; pero ya las olas, al chocar con el casco de la nave, les pareció a ambos que producían un chasquido siniestro".

Y vemos aquí, en el mismísimo comienzo de Naufragios, que Cabeza de Vaca nos deja ver su personalidad de resoluto líder al servicio de la Corona, y de su intención de pacificador en medio de la incertidumbre; sin embargo, vemos mucho más. En estos tres primeros personajes observamos detenidamente a la España de entonces: aún aterrada por las historias medievales y las consecuencias de caer bajo el furor del Santo Oficio Inquisidor; la diferencia de clases, y también, por qué no racismo, mostrándonos a la bruja como una mora, incapaces de reconocer alguna de las virtudes de otros en su propia tierra, como por ejemplo, que eran esos moros quienes trabajaban la tierra y producían el pan. El conflicto entre un falso cristianismo y un afán de crearse un Imperio hicieron de la personalidad del español que conocieron los indígenas, un ser que se creía superior en todos los órdenes de la vida, incapaz de ver mas allá de las riquezas que se podrían obtener para el financiamiento de las guerras europeas en que estaba inmersa la Corona española.

Finalmente llegan a la Florida desembarcando en la bahía de Tampa a la que bautizan con el nombre de La Cruz, siendo esta la forma en que las tierras eran poseídas "oficialmente" para la Corona. Se separan los grupos y pronto indios apalaches les acometen en el camino con una lluvia de flechas. Pronto igualmente comenzaron las divisiones entre los que querían desertar a Narváez, y al enterarse por boca del negrito Estebadillo, vemos nuevamente (1er capitulo EL Conquistador), en los mismos comienzos de la narración de los Naufragios, el carácter moldeado de Núñez Cabeza de Vaca:

- "¿Cómo queréis desamparar a Don Pánfilo de Narváez, nuestro capitán, que se encuentra enfermo, y a tantos hermanos de armas? la vida importa, sí; pero más vale la honra que la vida".

No sabía el propio Núñez que pronto al embarcar nuevamente en las frágiles embarcaciones que mencionamos anteriormente, el sería abandonado por su propio capitán a quien ahora defendía. Entonces esta Odisea comenzaba a mostrar el carácter de bandidaje entre los hombres cuando el afán de supervivencia olvida y traiciona el honor del ser civilizado.
Y así llegó un grupillo de los sobrevivientes que no perecieron hasta el infierno, en los naufragios que les precedieron, cuando se los tragó la mar, en la cercanía de las costa Texana. Exhaustos, hambrientos, y Cabeza de vaca recordando las palabras de mal agüero pronunciadas por Doña Ana sobre la mora de Hornachos. Los indios mostraron humanidad al verlos tan desechos, indefensos y casi muertos. Los llevaron a su poblado, donde aún siendo pobres, compartieron con los miserables españoles lo poco que tenían. Pronto llegaron a ser no más que una carga y o mejor mostraban algo o las cosas no le irían bién en lo adelante con los anfitriones; y es aquí que vemos nuevamente, en medio de la nada, a Cabeza de Vaca hacer honor de su apellido y convertirse en doctor y médico de la noche a la mañana cuando ora a Dios por un indio que a su plegaria se curó milagrosamente:

-"Padre Nuestro, que estáis en los cielos; salva a este indio, humilde criatura tuya, como nosotros, los aflictos cristianos que en tan extraordinario trance nos encontramos. Anida en su cuerpo, enfermo de trabajos terrenos, la salud ausente..."

Ahora, en medio de la nada, bajo el mismo Sol unos y otros, ya no hay coronas que sobrellevar ni títulos que recordar, ambos: el indio y el español, son los mismos miserables en necesidad de redención, y Alvar Núñez reluce como una estrella, pidiendo en oración por una salida a la enfermedad y la miseria. Para sorpresa suya el indio milagrosamente se cura y Alvar es retenido entonces por 6 años como preso, por la desdicha y el poder de una tribu que ahora cree que el es mas que un humano.

Tras estos años de reclusión finalmente logra escapar, pero no se detiene en simplemente olvidar en odio a aquellos indios que lo hicieron vivir desnudo y sin autoridad. Alvar nos describe la vida de un pueblo, sus costumbres de guerra, sus artefactos, y la importancia de que otros lo sepan; "Esto he querido contar aquí, porque allende que todos los hombres desean saber las costumbres y ejercicios de los otros..." (Capitulo XXV); aún los vicios y las drogas llegan hasta nuestros días; "...en toda la tierra se emborrachan con un humo, y dan cuanto tienen por él" (Capitulo XXVI). Después nos cuenta como los indios se robaban y saqueaban unos a los otros entre diferentes tribus y lenguas, y una vez más hace oficio de médico cuando opera en el pecho a un indio que le saca una flecha y después le da dos puntos para cerrar la herida. Este pasaje nos hace pensar que en realidad el podría haber tenido anteriores experiencias médicas o que simplemente parte de la necesidad, juntado a su crecimiento paulatino como ser, que desarrollaron en el la capacidad de convertirse en un cirujano práctico unido a su fe en que Dios es realidad y no mito. Esta remarcable cirugía lo convierte en el primer europeo en realizar tal hazaña en las Américas, estando así hoy su nombre registrado en la prestigiosa Revista Médica de Nueva Inglaterra.

La humildad de este español es muy notable cuando nos narra en el capitulo XXX de cuando llegaron a un pueblo donde habían muchos enfermos y orando muchos se sanaron, y los familiares de los sanos como de los muertos no osaban acercarse hasta que ellos no se lo permitían; sin embargo, éste es un Núñez que no se aprovecha de la obediencia de los desposeídos de esperanza, sino que todo lo contrario escribe de ellos en forma de alabanza: "Esta fue la más obediente gente que hallamos por esta tierra, y de mejor condición, y comúnmente son muy dispuestos". Es capaz de dejarnos un análisis crítico de los pueblos por donde transitó sin trazar líneas predispuestas por prejuicios de racismo, sino llenas de amor hacia un prójimo que intelectualmente estaba en una posición de desventaja.

Más tarde, cuando finalmente llegaron a México, después a La habana, y finalmente a Europa entrando por Lisboa, Portugal. Comienzan sus Comentarios, ya de vuelta a las Américas como Adelantado Gobernador del Virreinato del Río de la Plata nos narra su llegada al Paraguay y como, en lugar de arremeter en venganza contra los indios llamados agaces, famosos por sus traiciones y los permanentes robos que hacían contra los indios guaraníes, decide intervenir por una paz duradera entre españoles, agaces y guaraníes: `...el Gobernador los recibió con todo buen amor...y de esta manera asentó la paz...las condiciones y posturas...para que fuese guardada y conservada...y que cesase la guerra que tenían (los agaces) con los indios guaraníes, y no les hicieses ningún mal..." (Capitulo XVIII).

Bién podía haber dejado que los indios entre ellos se debilitaran en matanzas para después aprovechando la barbarie, dominar todo a su antojo; sin embargo, nuevamente vemos el carácter de Alvar Núñez Cabeza de Vaca, haciendo de pacificador entre indios, a quienes el no los veía como seres inferiores. Esto le trajo la aversión de quienes le envidiaban, reportándolo a España, desde donde fue acusado de "indigenista"; es decir, que se oponía a la opresión mal intencionada de los indígenas por los españoles que querían abusarlos.

Ese abuso fue frenado cuando como Gobernador después de llegar a Asunción puso las reglas del juego bajo la justicia evitando que un grupo de españoles siguiera acumulando tierras y robando cien muchachas indias para satisfacer sus placeres carnales. Publicó una instrucción que decía: "que ninguno sea osado de sacar ningún indio de su tierra, so graves penas" (Capítulo LXXIII). Esto trajo la furia de los colonialistas y mientras dormía fue victima de una traición cuando en la noche `entraron en la cámara donde el Gobernador estaba... ¡Libertad, libertad, viva el Rey!...poniéndole las ballestas a los pechos, diciendo esta y otras palabras: Aquí pagaréis las injurias y daños que nos habéis hecho..." (Capítulo LXXIV). Y esta es la vía del cínico politizado: cuando un hombre se levanta contra la ignominia, como Alvar Núñez hizo, se le acusa en nombre de la libertad, religión u ideología para así mantener el curso de las imposiciones sobre los desposeídos y seguir acaparando el poder que tanto desean los que mal nacidos llegaron un día a este mundo para manipular con la mentira a los menos afortunados.

Denunciado, destituido y encarcelado, es enviado a España donde lo enjuiciaron y condenaron. Nada impidió que el emperador Carlos V lo condenara. De nada valieron sus hazañas, sus servicios a la Corona española y su condición de persona decente, incluso de sincero evangelizador: y es así como siempre paga el orgullo de un Imperio, dictadura, o poder que tiene tentáculos, contra aquellos que vislumbrados por el honor y la honra le entregan los mejores años de sus vidas.
No debemos olvidar la personalidad del historiador, sus descripciones aportan datos importantes al estudio antropológico de los pueblos encontrados en su avance que han sido corroborados por los descubrimientos arqueológicos de los años 1970s entre utensilios domésticos, puntas de flechas, herramientas y cementerios, incluyendo la importancia de los detalles de la flora y la fauna. Entre historia y ficción lo mas importante es que Cabeza de Vaca, como un etnólogo, se preocupó de traspasar sus aventuras como un diario dirigido a las generaciones venideras; aún cuando otros comentaristas advierten "que sus escritos en los Naufragios debe "considerarse como un artefacto cultural del siglo XVI y más que una anticipación a la Ilustración (Rabasa, 1995). Este conquistador llegó a "conocer a los indios en sus propios términos" (Tepaske, 1994).

Queda mucho por llevar al cine del relato en su conjunto sin ser despedazado en diferentes partes; esto sería como vender un rompecabezas en cajitas de fósforo. Indiana Jones o las aventuras de Chuck Norris se quedarían cortas y sin sentido si Naufragios y Comentarios fueran tomados en serio para un guión histórico cinematográfico producido sin escatimar recursos financieros. Esperemos que un día esto ocurra.

A modo de conclusión podemos afirmar que Alvar Núñez Cabeza de Vaca fue un conquistador de primer rango, indomitable, lleno de un espíritu de bondad y perseverancia; humanitario, letrado y decidido. Líder con un extraordinario poder de observación detallada, fue igualmente un modelo pues si bién hizo una distinción ideológica entre los pueblos nunca hizo distinción de superioridad o inferioridad entre las razas, algo poco común entre la plebe que lo había enviado a las Indias, indistintamente sedientos de oro y de riquezas. Sea antes o después de su nombramiento en 1937 como Adelantado Gobernador de Río de la Plata, como expedicionario, náufrago, soldado, desterrado, integrado entre indios, o ya lidiando entre españoles, este descubridor fue un hombre que logró convivir con honor terrícola entre diferentes culturas de las que nos dejó una narración sumamente valiosa hasta nuestros días.

Alejandro Roque









 

Write your own review about Naufragios Y Comentarios/ Shipwrecks and Commentaries (Relecturas Viajes)



Ask A Question or Provide Feedback regarding Naufragios Y Comentarios/ Shipwrecks and Commentaries (Relecturas Viajes)


Item Feedback and Product Questions
For immediate assistance call 888.395.0572 during the hours of 10am thru 8pm EST Monday thru Friday and a customer care representative will be happy to help you!

Help us continuously improve our service by reporting your feedback or questions below:

I have a question regarding this product
The information above is incorrect or conflicting
The page has misspellings or incorrect grammar
The page did not load correctly in my browser or created an error.

Email Address:
Anti Spam Question. To combat spammers we require that you answer a simple question.
What color is the sky?
Leave This Blank :
Do Not Change This Text :



Add This Product Widget To Your Website

Looking to add this information to your own website? Then use our Product Widget to allow you to display product information in a frame that is 120 pixels wide by 240 pixels high.

    Copy and paste the following HTML into your website and enjoy!



Order toll-free weekdays 10am thru 10pm EST by phone: 1-888-395-0572 (Lines are closed on holidays & weekends.)
Customer Service | My Account | Track My Orders | Return Policy | Request Free Catalog | Email Newsletter


Resources
Gift Certificates
RSS Feeds
Corporate
About Us
Contact Us
Policies
Terms Of Use
Privacy Policy